v. San Jerónimo No. 304, Col. San Jerónimo. Cuernavaca Morelos, México

018009322068

https://spanishschool.uninter.edu.mx/Privacy-Policy

i want to learn spanish but how can i learn spanish or how to learn to speak spanish spanish immersion learning spanish in cuernavaca learn espanol spanish classes spanish institute spanish language school uninter universidad internacional cuernavaca morelos espanol the city of ther eternal spring intensive spanish program learn spanish in mexico study abroad study abroad mexico study in mexico study spanish abroad spanish language school spanish lessons cuernavaca mexico school spanish spanish in mexico universidad universidad internacional courses immersion multilingualism abroad centro bilingue centro bilingue bilingual bilingual-center instensive spanish espanol español language language school learning spanish Spanish language school education university learn spanish language school multicultural schools in mexico schools of spanish spanish courses spanish courses in spain spain spanish programs spanish immersion UNINTER summer programs

Learn Spanish language in Mexico Cuernavaca at UNINTER, intensive private spanish classes and courses for executives and professional purposes. Best Spanish school
Learning Spanish in Universidad Internacional can be an exciting opportunity for any number of reasons. Whether you're looking to gain an edge in the workplace communicate better with family members or friends or just learn more about a different culture there is no better time than now to start. Spanish is spoken by almost 400 million people worldwide and is one of the fastest growing languages in the world

La Malinche por

La Malinche Mexico

Don Quijote

malinche

Malinche es una figura histórica fascinante que jugó un papel fundamental para facilitar o amortiguar el impacto devastador de la conquistaespañola en México, dependiendo de cómo se interprete su historia. Ella ha sido conocida como la madre de México, e incluso como la Eva de México (el hijo que tuvo con el conquistador español Hernán Cortés probablemente fue la primera persona mestiza de la herencia europea y americana indígena), sin embargo, su nombre también está asociado con la traición. Su vida, envuelta en el mito, es también una historia de acontecimientos legendarios confirmados por los testimonios y relatos de testigos presenciales. La manera en que entendemos a la Malinche ha cambiado la noción de la identidad nacional contemporánea. Hoy en día, algunos la ven como una traidora a su historia, cuya relación con Cortés ayudó al español en su brutal conquista de México. Otros la ven como una comunicadora brillante que negoció con eficacia las formas de prevenir que la conquista española de las Américas fuese aún más violenta de lo que fue.

Malinche nació en una familia noble en torno al año 1500, y se le dio el nombre de Malinalli, que cambiaba a Malintzin cuando se dirigían a ella con respeto. Los españoles pronunciaban su nombre como Malinche (aunque también la llamaban Doña Marina). Ella había pasado sus primeros años en la frontera de habla náhuatl de los imperios azteca y maya. Cuando era niña su padre murió y cuando su madre se volvió a casar la joven fue vendida a unos mayas traficantes de esclavos. Siendo esclava aprendió a hablar maya y adquirió unas habilidades bilingües que más tarde le servirían de nexo de comunicación vital entre el conquistador español, los mayas y los aztecas.

El dominio de las lenguas

En 1519, después de una batalla entre mayas y españoles, se ofreció a los españoles un presente de veinte jóvenes esclavas. Malinche (con alrededor de veinte años) estaba entre ellas. Hernán Cortés pronto se enteró del valioso dominio de la Malinche de las dos lenguas y ella comenzó a acompañarlo a las reuniones, junto al sacerdote español Gerónimo de Aguilar, que hablaba la lengua maya porque había vivido con este pueblo durante ocho años después de su buque chocase contra un banco de arena frente a las costas de la Península de Yucatán. Los tres se reunieron con representantes de Moctezuma II, gobernante de Tenochtitlan, capital del imperio azteca (posteriormente destruida y reconstruida por los españoles como la Ciudad de México), y Malinche habló con ellos en su nativa lengua náhuatl traduciendo sus palabras al maya para que Aguilar pudiese traducir del maya al español para Cortés.

Malinche aprendió rápidamente el castellano y se convirtió en la única intérprete de Cortés. Ambos entablaron una estrecha relación. Los códices aztecas de la época casi siempre los presentan juntos. Los registros también indican que la Malinche informó a Cortés de un complot azteca para destruir su ejército y su conquista. El mismo Cortés declaró en una carta que "Después de a Dios, le debemos esta conquista de la Nueva España a Doña Marina". Resulta importante recordar que las esposas nahuas de las clases de élite eran tradicionalmente activas en ayudar a sus maridos en el cumplimiento de sus objetivos diplomáticos y militares. En 1523, sólo un año después de que el ejército español controlase Tenochtitlan, dio a luz al hijo de Cortés. Poco después, la esposa del conquistador llegó a México y se las arregló para que la Malinche se casase con el conquistador Juan Jaramillo. La Malinche acompañaría a Cortes una vez más, esta vez en una misión militar en Honduras. Cuando regresó a México dio a luz a una niña engendrada por Jaramillo. No se sabe mucho de su vida más allá de este tiempo, tampoco se sabe a ciencia cierta cuándo ni cómo murió.

Algunos observadores preguntan si es justo recordar a la Malinche como traidora o si es más conveniente juzgar su relación con Cortés y la conquista española de México señalando que había sido vendida como esclava y que esa relación, evidentemente, no era una decisión personal suya. No importa la vía que uno elija para interpretar lo que su vida significó y lo que significa el histórico encuentro de dos mundos separados y el posterior nacimiento de una nueva nación. Todo parece girar en torno a la figura de Malintzin, Malinche o Doña Marina.

Enlace de referencia
La Malinche por Don Quijote